El cambio climático nos alcanzó: el peligro de desafiar al planeta

El cambio climático nos alcanzó: el peligro de desafiar al planeta

* El Mtro. José Antonio Quintero Contreras advirtió que el cambio climático ya nos alcanzó y sus efectos adversos se perciben en México y en todo el mundo. Destacó que nuestro estado no está exento de estos fenómenos y por eso se impulsa el Plan Estatal de Cambio Climático de Sinaloa (PECCSIN). “No es una amenaza futura, el cambio climático ya está con nosotros”, dijo al subrayar que de acuerdo con los estudios más recientes elaborados para México, el país se ha vuelto más cálido desde la década de 1960 y las temperaturas promedio a nivel nacional aumentaron 0.85º C y las temperaturas invernales 1.3ºC.

Culiacán, Sinaloa a 21 de abril de 2019.- La Tierra ya no puede esperar más para frenar su destrucción y deterioro: el vertiginoso aumento del daño a la naturaleza va más allá de vaticinios catastróficos y apocalípticos sobre los desastres ecológicos presentes y que se avecinan en un futuro incierto, no es un delirio afirmar que la humanidad peligra y advertir sobre la extinción de especies animales y vegetales.
A pesar de la evidencia científica hay muchas personas que prefieren ver la polución como una fantasía ignorando la sombría realidad que nos rodea. Hay gobernantes que prefieren cerrar los ojos para no ver que nuestra casa arde en llamas con el calentamiento global, mientras la pérdida de los recursos naturales y los gases contaminantes generan el cambio climático que propicia sequías y tormentas que impactan en las naciones del mundo.
El miércoles por la mañana, con un lleno total en un aula acondicionada para la exposición, el Mtro. José Antonio Quintero Contreras impartió la Conferencia Magistral “Cambio Climático: Causas, Efectos y Acciones” abordando el tema con un lenguaje claro y de una forma tan amena, que permitió que el tiempo pasara desapercibido para los oyentes conformado por un público de todas las edades, atento y expectante. Al concluir, todos los asistentes salieron con una legítima preocupación por la salud del planeta.
“A medida que se va produciendo el calentamiento del planeta, cientos de millones de personas podrían padecer hambre, escasez de agua e inundaciones costeras y urbanas”, advirtió el expositor. “A consecuencia de este fenómeno México se ha vuelto más cálido desde la década de 1960”, comentó. “La degradación y agotamiento de recursos biológicos es creciente en todo el mundo”, señaló.

Polución apocalíptica y tragedia social

El Mtro. José Antonio Quintero Contreras llegó sonriente, con un saco azul marino y camisa en tono rosa. Ingeniero y abogado con maestría en Gestión y Política Pública hizo su posgrado de especialización en Liderazgo en Mercado Político y Gestión Pública de la Universidad Carlos III de Madrid, España. Desde entonces ha cursado diversas especializaciones en temas relacionados con gerencia política, comunicación política, y estrategias para campañas políticas en la Escuela de Graduados de Gerencia Política de la George Washington University en Washington, D.C. Recién culminó en abril un curso sobre la industria del petróleo y el gas, sus operaciones y mercados, en Duke University. Además de ser profesor mantiene una preparación constante y actualmente realiza el Doctorado en Economía en la Universidad de Baja California. Como investigador, académico y autoridad siempre ha mostrado un manifiesto interés en el tema de la contaminación ambiental. En el ámbito público fue secretario técnico de la Comisión de Recursos Hidráulicos del Senado de la República, director general del Organismo de Cuenca Pacifico Norte de CONAGUA del Gobierno de la República y actualmente es secretario técnico de la Secretaria de Desarrollo Sustentable del Gobierno de Sinaloa.
En su exposición condenó la omisión ante el fenómeno del cambio climático pues los escenarios adversos son tan reales como el clima extremo, la contaminación del aire y el agua, la escasez del líquido vital, la migración, el hambre y las enfermedades. La biodiversidad sufre una amenaza de proporciones catastróficas mientras las emisiones de carbono no bajan. Muchos son los desafíos globales de la humanidad pero se siguen subestimando los problemas generados por el cambio climático como epidemias, conflictos, olas de calor, sequías, incendios, huracanes e inundaciones, más alarmantes cuando sectores urbanos quedan bajo el agua generando desolación y muerte. Para el Mtro. Quintero Contreras uno de los tópicos más trascendentes, entre muchos más, son los relacionados con la seguridad alimentaria.

No hay plan B, porque no hay planeta B

El Mtro. José Antonio Quintero Contreras destacó la importancia de enfrentar la contaminación y los diversos tipos de polución no solo por el daño ambiental que causan sino por afectar la salud, sobre todo de las personas más vulnerables.
Expuso que es fundamental coordinar esfuerzos entre los expertos en ciencias y quienes legislan y toman las decisiones de gobierno para establecer estrategias y diseñar políticas públicas que vayan de la mano con el medio ambiente y vean por el bien común, por encima de posiciones políticas, ideologías, colores, intereses particulares y límites territoriales. Durante este mes de abril se celebra la primera conferencia mundial organizada por Francia sobre el cambio climático y sus consecuencias en la salud humana con el propósito de buscar soluciones concretas de adaptación.
“Es un tema global que no se circunscribe a una región. Vivimos en un planeta. Es un “sistema cerrado” en el cual interactúan diversos componentes, donde todos los elementos interactúan, la variación de un elemento afecta a otro: aire, agua líquida, gaseosa y sólida, suelos, océanos y vegetación”, comentó. “Todos ellos interactúan manteniendo un equilibrio que permite la vida en la tierra, tal como la conocemos, con estabilización de gases en la atmósfera, nitrógeno 75%, Oxígeno 21%, Argón 0,9%, CO2 o dióxido de carbono 0,03%, Ozono y vapor de agua”.
Quintero Contreras expuso que la atmósfera es la que “protege” la vida en la Tierra de todo el sistema exterior, la capa de ozono absorbe la radiación solar ultravioleta, regula la temperatura entre noche y día y la temperatura planetaria media es de 15 ºC. Los océanos grandes son las grandes masas de agua que cubren las 3/4 partes del planeta y es un regulador climático que permite la circulación general de la atmósfera, captura CO2 y produce O3 u Ozono troposférico, además de ser fuente de recursos biológico-alimentarios.
“La Tierra es nuestro único hogar”, advirtió parafraseando al octavo secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, “No hay plan B, porque no hay planeta B”.

El océano es el pulmón del mundo

El 75 por ciento de la superficie del planeta Tierra es el océano y el 25 por ciento restante lo forman los continentes y las islas. Son los océanos los pulmones del planeta, los productores de oxígeno. La flora oceánica es la que provee el 90 por ciento del oxígeno existente en la atmósfera y el diez por ciento lo produce la flora continental o de la plataforma terrestre. “Los océanos absorben enormes cantidades de dióxido de carbono”, comentó Quintero Contreras. Sin embargo, este ciclo de vida podría ser alterado por la reducción del ozono en la atmósfera.
Más adelante, el conferencista abordó las interrelaciones en un planeta finito. “Los ecosistemas de la Tierra y las personas se hallan unidos en una simbiosis tan intrincada como tenue. Dependemos de los ecosistemas para nuestro sostenimiento, pero a la vez su salud está supeditada a los cuidados que les dispensemos”, sostuvo.
“Los ecosistemas son los motores productivos del planeta y nos proporcionan desde el agua y los alimentos que tomamos, hasta las fibras que usamos para vestirnos o producir papel o madera para la construcción. Casi todas las medidas que utilizamos para evaluar su salud nos dicen que cada vez extraemos más y más de ellos, degradándolos a un ritmo acelerado”, advirtió.

El legado oscuro de la Revolución Industrial: un hito en la contaminación urbana

La Revolución Industrial del siglo XIX generó grandes cambios sociales y económicos pero esta transformación vino aparejada de problemas ambientales que son la principal causa, hasta nuestros días, del fenómeno del cambio climático. “La contaminación comenzó a ser vista como símbolo de desarrollo”, dijo Quintero Contreras.
Aclaró que la Tierra siempre ha tenido “cambios climáticos”, procesos de calentamiento y enfriamiento de manera natural, pero las especies y los ecosistemas tienen una capacidad natural de adaptarse a estos cambios a través de diversos mecanismos evolutivos, la diferencia es que todos estos cambios, sin embargo, se han producido sin la influencia humana, a tasas comparativamente más bajas y sin la fragmentación de hábitat que en la actualidad presentan la mayor parte de los ecosistemas.
Desde la Revolución Industrial, puntualizó, el planeta ha aumentado 0,85° la temperatura promedio. El motor de vapor revolucionó la industria y su combustible principal era el carbón y a partir de ahí, el exceso de contaminación produjo gases efecto invernadero (principalmente CO2, dióxido de carbono), debilitamiento de la capa de ozono (filtra la radiación solar), deforestación indiscriminada, contaminación en el mar, exceso de población que necesita alimentación e industrialización sin estándares ambientales.
“No había una vinculación entre el impacto en el medio ambiente y el desarrollo económico, cuando la conciencia ambiental debe ir de la mano del desarrollo económico, desde entonces, esa agresión a la naturaleza ha causado la degradación del medio ambiente”, dijo.
Acusó que el desarrollo se centró en extraer “recursos naturales”: bienes y servicios derivados de los ecosistemas, sin tomar en cuenta sus impactos.
Sin embargo, precisó que el término desarrollo sustentable se empezó a utilizar con mayor frecuencia a partir de 1987 al publicarse el informe final de la Comisión Mundial del Medio Ambiente y el Desarrollo de la ONU, conocido como “Nuestro futuro común” el cual concluyó que debían satisfacerse las necesidades del presente sin por ello comprometer la capacidad de las generaciones futuras a la satisfacción de sus propias necesidades.

Especies en peligro de extinción por el cambio climático

“El cambio climático incidirá sobre aspectos básicos de la vida humana en distintas partes del mundo: acceso a suministro de agua, producción de alimentos, salud y medio ambiente. A medida que se va produciendo el calentamiento del planeta, cientos de millones de personas podrían padecer hambre, escasez de agua e inundaciones costeras”, señaló.
“Los expertos sostienen que estamos a tiempo de frenar el calentamiento global, pero para alcanzar esta meta se deben reducir drásticamente las emisiones de Gases Efecto Invernadero (GEI), si se quiere mantener el alza de la temperatura en el límite entre 2 y 4 ºC. Para estabilizar las emisiones de CO2 y otros gases será necesario que las actuales emisiones se reduzcan entre 50 y 85% para el 2050”, dijo.
“Hoy, el nivel se sitúa en torno a 445 partículas de CO2 por millón y, según los expertos, impedir que aumente podría frenar el alza de la temperatura en 2ºC. No obstante, Estados Unidos se salió y china no participa en el Acuerdo de París”, lamentó.
Apuntó que algunas evaluaciones estiman que para fines del siglo el cambio climático será la causa principal de la pérdida de biodiversidad. Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) afirman que entre el 20% y 30% de las especies que han evaluado probablemente correrán mayores riesgos de extinción con el aumento de la temperatura de 2ºC a 3ºC por encima de los niveles pre-industriales.
De esta manera, entre el 10 y el 30 por ciento de las especies de todo el mundo desaparecerán si las emisiones de gases de efecto invernadero continúan creciendo como hasta ahora y se elevan las temperaturas entre uno y tres grados, presentándose también una transformación de los ecosistemas globales y en el cincuenta por ciento de la tundra, quedando también grandes territorios bajo el hielo.
“La degradación y agotamiento de recursos biológicos es creciente en todo el mundo. El aumento de 1°C en la temperatura mundial pone en riesgo de extinción el 10% de las especies y un aumento de 3°C amenaza entre el 20 y 50% de las especies según estudios de Stern”, dijo.
Entre 0,5-1,5°C aumenta la extinción de anfibios de montaña, incremento del blanqueamiento de la barrera de coral, pérdida de hábitat del 8% de peces de agua dulce en América del Norte. Entre 1,5-2,5°C, peligro de extinción entre el 9 y 31% de las especies, pérdida del 47% de la selva de Queensland, gran perdida de la selva Amazónica y su biodiversidad. Entre 2,5-3,5°C, transformación del 16% de los ecosistemas globales, 50% de perdida de la tundra, extinción del 21 al 52% de las especies del planeta, extinción de los corales.

Sombría y desoladora crónica futurista en México

En México, más de la mitad de los estados registran cada año temperaturas superiores a los 40 grados a partir de mayo y los rayos ultravioleta han llegado a niveles extremos en la Ciudad de México. Las temperaturas aumentan generando sequía, desertificación y otros fenómenos hidrometeorológicos. Los huracanes e inundaciones han causado destrucción y muerte.
El Mtro. José Antonio Quintero Contreras señaló que de acuerdo con los estudios más recientes elaborados para México, el país se ha vuelto más cálido desde la década de 1960 y las temperaturas promedio a nivel nacional aumentaron 0.85º C y las temperaturas invernales 1.3ºC.
“Se ha reducido la cantidad de días más frescos desde los años sesenta del siglo pasado y hay más noches cálidas. La precipitación ha disminuido en la porción sureste desde hace medio siglo. Con base en la mejor información disponible se han construido modelos matemáticos que permiten generar distintos escenarios de los impactos que se pueden presentar para el año 2100”, expresó.
“Los diversos modelos –agregó- coinciden que la temperatura en México aumentará 4ºC en la zona fronteriza con Estados Unidos, y se estima que el resto del país aumentará entre 2.5 y 3.5 ºC. En cuanto a la precipitación, se espera que disminuya en promedio entre un 5 y 10% anual”, aseveró.
En el sector hídrico, la proyección del escenario es apocalíptica ya que la mayor parte de México se volverá más seca y las sequías se tornarán más frecuentes, con el consecuente aumento de demanda de agua particularmente en el norte del país y en las zonas urbanas.
Por otro lado, habrá regiones donde la precipitación podría ser más intensa y frecuente provocando un aumento en el riesgo de inundaciones para alrededor de dos millones de personas que en la actualidad se encuentran en situación de moderada a alta vulnerabilidad, ante las inundaciones, y quienes residen en localidades menores a 5,000 habitantes, ubicadas principalmente en la parte baja de las cuencas, sumado al riesgo de deslizamientos de laderas a causa de la lluvia.
En el ámbito costero, se espera que el aumento del nivel del mar constituya un peligro para los sectores residencial y de infraestructura asentados en zonas costeras. Asimismo, los sectores hídrico y agrícola podrían verse afectados por efecto de la intrusión salina.
Quintero Contreras subrayó que en el campo de las tormentas y el clima severo ya existe un consenso sobre la intensidad de los ciclones en el noroeste del pacífico y en el Atlántico Norte. No obstante, las incertidumbres en cuanto a los cambios y la intensidad complican estimar sus impactos para México, se prevé que a mayor número e intensidad de tormentas, los impactos podrían tener mayores consecuencias sociales y económicas importantes.
En lo que se refiere a los ecosistemas y la biodiversidad, en ecosistemas terrestres un ejemplo es la posible reducción del área cubierta de bosques de coníferas, especies de zonas áridas, semiáridas y especies forestales de zonas templadas. En el caso de los océanos, un aumento en la temperatura puede ocasionar un colapso demográfico en las poblaciones marinas, ocasionando baja productividad para las pesquerías. Para el caso de mamíferos terrestres y voladores se proyecta al 2050, una reducción de cerca de la mitad de las especies estudiadas perdiendo más del ochenta por ciento de su rango de distribución histórica.
En infraestructura estratégica, es importante fortalecer la investigación sobre el impacto del cambio climático en infraestructura turística, portuaria, de energía, comunicaciones y transportes, la cual puede verse afectada por el aumento en número e intensidad de ciclones tropicales y mareas de tormenta más intensas.

Plan Estatal de Cambio Climático de Sinaloa (PECCSIN)

Es urgente la planificación Territorial: “¿Construiremos donde podríamos ser afectados por fenómenos naturales nuevamente?”, cuestionó. Acusó que existe falta de planificación urbana pues no se debe construir en zonas de riesgo hídrico y sin embargo se hace. Hay muchas acciones que deben implementarse como promover la forestación con especies endémicas, promover la agricultura sustentable, promover la educación ambiental y el cuidado del agua, el suelo y los bosques, entre otros aspectos.
“En Sinaloa, se tienen instrumentos para estos propósitos que se operan desde la Secretaria de Desarrollo Sustentable, como lo es el Plan Estatal de Cambio Climático de Sinaloa (PECCSIN).
Cuyo objetivo general es reducir las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) y la vulnerabilidad, así como incrementar la resiliencia del Estado de Sinaloa, mediante la implementación de medidas y acciones de adaptación y mitigación que el Gobierno de Sinaloa, conjuntamente con la sociedad en general, emprenderá en materia de cambio climático”, destacó.
“En la agricultura –apuntó-, por los efectos del cambio climático, se espera una disminución de la productividad del maíz para la década de 2050, lo que se aúna al problema actual del 25 por ciento de las unidades de producción con perdida de fertilidad de suelos. Existe cierta evidencia de que la mayoría de los cultivos resultarán menos adecuados para la producción en México hacia 2030, empeorando esta situación para finales del presente siglo.

El cambio climático, la amenaza que nos alcanzó

3
5
8
7
13
11
35
Screenshot_8 (2)
Screenshot_8
Screenshot_9 (2)
Screenshot_9
Screenshot_10
Screenshot_11
Screenshot_12
Screenshot_15
Screenshot_16
Screenshot_13
Screenshot_14
Screenshot_17
1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *